Skip to main content Skip to search

Publicaciones

Gobierno reglamentaría exclusión del IVA a computadores

El Ministerio de Hacienda dio a conocer el proyecto de decreto que reglamentaría la exclusión del IVA para la importación y venta de computadores que estableció la reforma tributaria de 2016.

Para incentivar el acceso a la tecnología por parte de los colombianos con menores ingresos, el Gobierno anterior incluyó en la reforma tributaria de 2016 un artículo que excluía del IVA a los computadores con un valor máximo de 50 UVT, equivalentes durante 2018 a $1.657.800. Casi dos años después, este ítem de la lista de bienes excluidos de este impuesto tiene un proyecto de decreto que reglamentaría su entrada al mencionado grupo.

Según el proyecto de decreto, estarán excluidos del impuesto los computadores de escritorio y los portátiles, pero seguirán pagando el IVA otros elementos complementarios como “impresoras, unidades de almacenamiento externo, escáner, módem externo, cámara de video y, en general, otros accesorios o periféricos, así como partes y piezas de los computadores”.

El proyecto también establece que, en el caso de los computadores importados, el impuesto del que estarán libres es el arancel de ingreso al país, que se encuentra a cargo de las autoridades aduaneras.

Fuente: Dinero.

Read more

Ahorro de las empresas gracias a la factura electrónica

Los costos de facturación, gestión, almacenamiento, así como el ahorro en tiempo y reducción en el proceso de pago son los beneficios para las empresas al implementar la factura electrónica. Emitir facturas tiene un costo por unidad de $14.394 cuando es en papel y de $5.305 en formato electrónico.

Gracias a la factura electrónica se presenta un ahorro en costos de facturación. Comparado con la factura tradicional, la electrónica permite un ahorro estimado del 67 %, ya que se reducen los costos en la manipulación de papel, el recuerdo de los pagos, la gestión de la tesorería, el archivo de los documentos, etc.

También se presenta un ahorro en los costos de gestión o costos por factura. Desde el punto de vista de Seres, la emisión de facturas tiene un costo por unidad de $14.394 cuando se realiza en papel y de $5.305 cuando se utiliza el formato electrónico. La diferencia es aún mayor cuando se trata de la recepción de facturas, que pasa de los $23.355 en papel a $7.343 en formato electrónico.

De igual forma, se presenta un ahorro en costos de almacenamiento, ya que dejar de lado el papel para comenzar a facturar electrónicamente es sinónimo de liberar cajones, archivadores; un gran espacio. Al reducirlo, se puede llegar a alcanzar un ahorro del 81 %. Así, con la facturación electrónica se acortan los tiempos de entrega de las facturas y se reduce todo el proceso de pago entre empresas o entre usuarios y empresas.

Read more

Estados financieros bajo Estándares Internacionales

Contenido mínimo de estados financieros bajo Estándares Internacionales

El párrafo 3.2 del Estándar para Pymes evidencia la expectativa de los usuarios de los estados financieros. Esos usuarios esperan encontrar en los informes preparados bajo Estándares Internacionales los elementos suficientes para evaluar la situación financiera, el desempeño financiero y los flujos de efectivo de la entidad. Se supone que la aplicación adecuada de los requerimientos del Estándar para Pymes conduce a la presentación razonable de los mismos.

A su turno, el párrafo 4.9 establece claramente que la norma no prescribe el orden ni el formato en el cual se deben presentar las partidas (esto aplica también para el estado del resultado integral, el estado de flujos de efectivo y el estado de cambios en el patrimonio). En lugar de ello, la norma establece el contenido mínimo de cada uno de los estados financieros y las opciones que tiene la entidad para configurar el juego completo de estos.

Estado de Situación Financiera

El contenido mínimo de este informe está contemplado en el párrafo 4.2 de la norma. Este informe debe incluir, como mínimo, los siguientes elementos:

a. Efectivo y equivalentes al efectivo.

b. Deudores comerciales y otras cuentas por cobrar.

c. Activos financieros [excluyendo los importes mostrados en (a), (b), (j) y (k)].

d. Inventarios.

e. Propiedades, planta y equipo (y propiedades de inversión registradas al costo menos la depreciación y el deterioro del valor acumulado).

f. Propiedades de inversión registradas al valor razonable con cambios en resultados.

g. Activos intangibles.

h. Activos biológicos registrados al costo menos la depreciación acumulada y el deterioro del valor.

i. Activos biológicos registrados al valor razonable con cambios en resultados.

j. Inversiones en asociadas.

k. Inversiones en entidades controladas de forma conjunta.

l. Acreedores comerciales y otras cuentas por pagar.

m. Pasivos financieros [excluyendo los importes mostrados en (l) y (p)].

n. Pasivos y activos por impuestos corrientes.

o. Pasivos por impuestos diferidos y activos por impuestos diferidos (éstos siempre se clasificarán como no corrientes).

p. Provisiones.

q. Participaciones no controladoras, presentadas dentro del patrimonio de forma separada al patrimonio atribuible a los propietarios de la controladora

r. Patrimonio atribuible a los propietarios de la controladora.

Lo anterior, significa que las partidas se deben agrupar como mínimo en las partidas anteriormente listadas, sin que esto sea un obstáculo para que la entidad cree nuevas agrupaciones, siempre que ello sea relevante, de acuerdo con lo establecido en el párrafo 4.3 de la misma norma.

Estado de Resultado Integral

Al igual que en el anterior, no se establecen requerimientos sobre el formato de este informe, sino que se prescribe el contenido mínimo del mismo. En el párrafo 5.5. Las partidas que se deben incluir son:

a. Los ingresos de actividades ordinarias.

b. Los costos financieros.

c. La participación en el resultado de las inversiones en asociadas (véase la Sección 14 Inversiones en Asociadas) y entidades controladas de forma conjunta (véase la Sección 15 Inversiones en negocios conjuntos) contabilizadas utilizando el método de la participación.

d. El gasto por impuestos excluyendo los impuestos asignados a los apartados (e), (g) y (h) (véase el párrafo 29.35).

e. Un único importe que comprenda el total de:

i. el resultado después de impuestos de las operaciones discontinuadas, y

ii. la ganancia o pérdida después de impuestos atribuible al deterioro de valor, o reversión de éste, de los activos en las operaciones discontinuadas (véase la Sección 27, Deterioro del valor de los activos) en el momento de clasificarse como una operación discontinuada, y posteriormente, y en la disposición de los activos netos que constituyan la operación discontinuada.

f. El resultado (si una entidad no tiene partidas de otro resultado integral, no es necesario presentar esta línea).

g. Cada partida de otro resultado integral [véase el párrafo 5.4(b)] clasificada por naturaleza [excluyendo los importes a los que se hace referencia en el apartado (h)]. Estas partidas se agruparán en las que, de acuerdo con esta norma:

i. no se reclasifiquen posteriormente en el resultado del periodo –es decir, las del párrafo 5.4(b)(i), (ii) y (iv);

ii. se reclasifiquen posteriormente en el resultado del periodo, cuando se cumplan las condiciones específicas –es decir, las del párrafo 5.4(b)(iii).

h. La participación en el otro resultado integral de asociadas y entidades controladas de forma conjunta contabilizadas por el método de la participación

i. El resultado integral total (si una entidad no tiene partidas de otro resultado integral, puede usar otro término para esta línea tal como resultado).

La entidad puede incluir agrupaciones, subtotales o sumatorias en la medida en que contribuyan a lograr un mejor entendimiento de los estados financieros por parte de los usuarios de la información.

Estado de Flujos de efectivo

Para este informe tampoco se establece el formato de presentación, ni el orden de las partidas. En lugar de ello, la norma establece ejemplos de lo que serían las categorías de flujos de efectivo que se presentarían en cada una de las secciones del informe.

En lo que tiene que ver con actividades de operación, si la entidad ha optado por el método directo, las posibles etiquetas para los conceptos de flujos de efectivo son:

a. Cobros procedentes de las ventas de bienes y prestación de servicios.

b. Cobros procedentes de regalías, cuotas, comisiones y otros ingresos de actividades ordinarias.

c. Pagos a proveedores por el suministro de bienes y servicios.

d. Pagos a y por cuenta de los empleados.

e. Pagos o devoluciones del impuesto a las ganancias, a menos que puedan ser específicamente identificados dentro de las actividades de inversión y financiación.

f. Cobros y pagos procedentes de inversiones, préstamos y otros contratos mantenidos con propósito de intermediación o para negociar que sean similares a los inventarios adquiridos específicamente para revender.

Si la entidad ha optado por el método indirecto para la presentación de sus actividades de operación, la norma no incluye un ejemplo sobre la presentación de informe.

En cuanto a las actividades de inversión, los ejemplos sobre posibles clasificaciones son:

a. Pagos por la adquisición de propiedades, planta y equipo (incluyendo trabajos realizados por la entidad para sus propiedades, planta y equipo), activos intangibles y otros activos a largo plazo.

b. Cobros por ventas de propiedades, planta y equipo, activos intangibles y otros activos a largo plazo.

c. Pagos por la adquisición de instrumentos de patrimonio o de deuda emitidos por otras entidades y participaciones en negocios conjuntos (distintos de los pagos por esos instrumentos clasificados como equivalentes al efectivo, o mantenidos para intermediación o negociar).

d. Cobros por la venta de instrumentos de patrimonio o de deuda emitidos por otras entidades y participaciones en negocios conjuntos (distintos de los cobros por esos instrumentos clasificados como equivalentes de efectivo o mantenidos para intermediación o negociar).

e. Anticipos de efectivo y préstamos a terceros.

f. Cobros procedentes del reembolso de anticipos y préstamos a terceros.

g. Pagos procedentes de contratos de futuros, a término, de opción y de permuta financiera, excepto cuando los contratos se mantengan por intermediación o para negociar, o cuando los pagos se clasifiquen como actividades de financiación.

h. Cobros procedentes de contratos de futuros, a término, de opción y de permuta financiera, excepto cuando los contratos se mantengan por intermediación o para negociar, o cuando los cobros se clasifiquen como actividades de financiación.

En cuanto a las actividades de financiación, el párrafo 7.6 establece los ejemplos sobre posibles clasificaciones:

a. Cobros procedentes de la emisión de acciones u otros instrumentos de capital.

b. Pagos a los propietarios por adquirir o rescatar las acciones de la entidad.

c. Cobros procedentes de la emisión de obligaciones, préstamos, pagarés. bonos, hipotecas y otros préstamos a corto o largo plazo;

d. Reembolsos en efectivo de fondos tomados en préstamo.

e. Pagos realizados por un arrendatario para reducir la deuda pendiente relacionada con un arrendamiento financiero.

Estado de Cambios en el patrimonio

Sobre este informe, el párrafo 6.3 establece la información mínima que debe contener, en los siguientes términos:

a. El resultado integral total del periodo, mostrando de forma separada los importes totales atribuibles a los propietarios de la controladora y a las participaciones no controladoras.

b. Para cada componente de patrimonio, los efectos de la aplicación retroactiva o la reexpresión retroactiva reconocidos según la Sección 10 Políticas, estimaciones y errores contables.

c. Para cada componente del patrimonio, una conciliación entre los importes en libros, al inicio y al final del periodo, revelando por separado los cambios resultantes de:

i. El resultado del periodo.

ii. Otro resultado integral.

iii. Los importes de las inversiones hechas por los propietarios y de los dividendos y otras distribuciones hechas a éstos en su capacidad de propietarios, mostrando por separado las emisiones de acciones, las transacciones de acciones propias en cartera, los dividendos y otras distribuciones a los propietarios, y los cambios en las participaciones en la propiedad en subsidiarias que no den lugar a una pérdida de control.

CP. Juan David Maya Herrera
Consultor de Estándares Internacionales de Información Financiera
Certificación Internacional por el ICAEW en IFRS Full (NIIF Plenas)

*Exclusivo para Actualícese

Read more

Factura Electrónica en Colombia

¿Qué es la Factura Electrónica?

Es, ante todo, una factura. Esto significa que tiene los mismos efectos legales que una factura en papel, se expide y recibe en formato electrónico. En otras palabras, es un documento que soporta transacciones de venta bienes y/o servicios y que operativamente tiene lugar a través de sistemas computacionales y/o soluciones informáticas permitiendo el cumplimiento de las características y condiciones en relación con la expedición, recibo, rechazo y conservación.

  • Utiliza el formato electrónico de generación XML estándar establecido por la DIAN.
  • Lleva la numeración consecutiva autorizada por la DIAN.
  • Cumple los requisitos del 617 ET y discrimina el impuesto al consumo cuando es el caso.
  • Incluye la firma digital o electrónica para garantizar autenticidad e integridad y no repudio de la factura electrónica, de acuerdo con la política de firma adoptada por la DIAN.
  • Incluye el Código Único de Factura Electrónica CUFE.

El modelo de facturación fue adoptado en el país a través del Decreto 2242 de 2015, compilado en el Decreto Único Reglamentario 1625 de 2016, y su objetivo principal es la masificación en el uso de la factura electrónica en Colombia, y, para ello, facilita la interoperabilidad entre quienes facturan de forma electrónica y quienes adquieren bienes que son facturados por ese medio, con los siguientes elementos:

  • Un formato estándar de generación de la factura en XML que para su construcción utiliza el estándar UBL V2.0, el cual es de uso obligatorio para quienes facturan electrónicamente.
  • Otros formatos estándar relacionados con el proceso de facturación son las notas débito y crédito a través de las cuales se realizan ajustes a las facturas electrónicas emitidas; estos formatos también tienen un formato estándar en XML y UBL V 2.0, e igualmente son obligatorios.
  • La firma digital es elemento que permite garantizar la integridad, autenticidad y no repudio de la factura electrónica.
  • Para aquellos adquirentes que no reciben el formato estándar electrónico de la factura se expedirá una representación gráfica que contiene elementos técnicos como un código QR.

La DIAN dispone de un servicio electrónico para pruebas de habilitación, recepción de ejemplares de factura electrónica, autorización de proveedores tecnológicos y un catálogo con la información de los participantes en factura electrónica. Este modelo permite que quienes deseen, pueden voluntariamente postularse para facturar electrónicamente. También le otorga facultades a la DIAN para seleccionar a contribuyentes y/o sectores para que facturen por este medio.

Esta modalidad de operación representa para las empresas una disminución del costo de facturación, respecto de los sistemas de facturación en papel y por computador.

Esto puede suceder a través de dos caminos diferentes:

  • A través de una solución de facturación electrónica dispuesta por el responsable de facturar.
  • O por medio de los servicios de un proveedor tecnológico, de acuerdo con la Normatividad relacionada: Decreto 2242 de 2015, compilado por el Decreto 1625 de 2016.

Actores de la Factura Electrónica

  • Facturador Electrónico
  • Adquirente
  • Proveedor Tecnológico

​¿Quiénes facturan electrónicamente?

De un lado están los obligados a facturar seleccionados por la DIAN -mediante resolución de carácter general-; por otro, están quienes voluntariamente decidan adoptar el modelo.Tenga en cuenta​       
El parágrafo transitorio segundo de la Ley 1819 de 2016, establece que los obligados a declarar y pagar IVA y el impuesto al consumo deberán expedir factura electrónica a partir del 1 de enero del año 2019.

Read more

Tratamiento de la prima de servicios según el procedimiento de retención

Prima legal de servicios que reciben trabajadores en junio de 2018 es un pago sujeto a retefuente

El tratamiento que se le debe dar a la prima de servicios para efectos de practicar retención en la fuente varía si el asalariado labora en el sector público o privado y si le aplican retefuente por el procedimiento uno o dos. Al valor de la prima también se le puede restar el 25 % de renta exenta.

El artículo 306 del CST establece que el empleador debe pagarle al trabajador cierto valor por concepto de prima de servicios, el cual corresponde a 30 días de salario por año, sin embargo, la mitad deberá reconocerse a más tardar el 30 de junio, mientras que el plazo máximo para cancelar la segunda mitad es el 20 de diciembre. De acuerdo con lo anterior, esta prestación social equivale a quince días de salario por semestre laborado, por tanto si el empleado laboró durante todo el semestre, tendrá derecho a quince días de salario, de lo contrario, el pago se hará de forma proporcional.

“dicho pago se considera un ingreso tributario en el mes en que lo recibe el trabajador, motivo por el cual también debe someterse a retención en la fuente a título de renta”

En términos fiscales, es válido destacar que dicho pago se considera un ingreso tributario en el mes en que lo recibe el trabajador, motivo por el cual también debe someterse a retención en la fuente a título de renta, siempre y cuando supere la base sujeta a retención. El tratamiento que se le debe hacer a la prima de servicios para efectos de la retefuente es especial, siendo necesario analizar aspectos como el procedimiento de retención a aplicar (procedimiento 1 o 2) y el sector en que labora el trabajador (público o privado), los cuales abordaremos a continuación.

Tratamiento de la prima de servicios según el procedimiento de retención

El Estatuto Tributario contempla dos alternativas para determinar la retención en la fuente a practicar, la primera opción se encuentra contemplada en el artículo 385 del mismo estatuto, mientras que los lineamientos de la segunda pueden analizarse en el artículo 386 del ET. Es necesario aclarar que en ambos procedimientos se aplican los mismos beneficios, el aspecto que varía entre ellos es la forma de calcular la base sujeta a retención.

De la lectura del artículo 385 del ET (procedimiento de retención 1), se evidencia que el pago de la prima legal de servicios no se incluye con los demás pagos laborales porque su depuración debe realizarse de forma independiente, esto en el caso de que el trabajador pertenezca al sector privado, pues de tratarse de un trabajador del sector público, dicho valor debería sumarse con los demás pagos. Lo anterior, debido a que el citado artículo solo contempla ese tipo de tratamiento (analizar el pago de forma independiente) a las cesantías, intereses sobre cesantías, prima mínima legal de servicios del sector privado y a la prima de navidad del sector público (no incluyó las primas extralegales ni la prima mínima legal de servicios que reciben los trabajadores del sector público).

En el caso del procedimiento de retención 2, los únicos pagos que no se incluyen con los demás pagos laborales son las cesantías y los intereses sobre cesantías, motivo por el cual tanto los pagos por prima de servicios a trabajadores del sector privado como del sector público deberán sumarse con los demás pagos, en otras palabras el pago por servicios no se analiza de manera independiente.

Beneficios tributarios a aplicar en la depuración de la base para calcular retefuente por prima de servicios

“al valor de la prima también se le puede restar el 25 % de renta exenta que contempla el numeral 10 del artículo 206 del ET, sin que supere las 240 UVT mensuales (equivalentes a $7.957.000 por el año gravable 2018)”

Teniendo claro el tratamiento de la prima por cada procedimiento, no se debe olvidar lo estipulado por la Dian en su Concepto 076716 de octubre 20 de 2005 en el cual indicó que al valor de la prima también se le puede restar el 25 % de renta exenta que contempla el numeral 10 del artículo 206 del ET, sin que supere las 240 UVT mensuales (equivalentes a $7.957.000 por el año gravable 2018). Así por ejemplo, si un trabajador se encuentra sometido a retención en la fuente y el valor de la prima una vez disminuido el 25 % de renta exenta no excede las 95 UVT (equivalentes a $3.149.820 por el 2018), no habría lugar a practicar retención; recordemos que según la tabla contenida en el artículo 383 del ET modificado por el artículo 17 de la Ley 1819 de 2016 se empieza a aplicar tarifas progresivas de retención a los ingresos gravados, si estos superan las 95 UVT.

No obstante, es necesario tener en cuenta que el artículo 388 del ET adicionado por el artículo 18 de la reforma tributaria estructural, el cual hace referencia a la depuración de la base para calcular la retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta por rentas de trabajo efectuados a las personas naturales, en su numeral segundo establece que las rentas exentas y deducciones especiales no pueden superar el 40 % de restar los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional al pago o abono en cuenta. Adicionalmente, el parágrafo 3 del artículo 1.2.4.1.6 del DUT 1625 de 2016modificado por el artículo 9 del Decreto 2250 de diciembre 29 de 2017, estipula que dichos conceptos no pueden exceder las 5.040 UVT anuales o las 420 UVT mensuales (equivalentes a $167.106.000 y $13.926.000 por el 2018 respectivamente).

Read more

Revisores fiscales frente al proceso de implementación de las NIIF

La Superintendencia Financiera de Colombia, con fecha diciembre 26 de 2013 emitió la Circular Externa No. 038, en la que imparte instrucciones a sus entidades supervisadas y que hacen parte del Grupo 1, para que el proceso de implementación de las Normas de Información Financiera NIF, se realice en forma ordenada y planificada.

Las entidades pertenecientes a este grupo, según la clasificación dada por el CTCP, iniciaron en el año 2013 su etapa de preparación al proceso de implementación de las Normas de Información Financiera NIF y para el año 2014 será el de transición.

Refiriéndose específicamente a las responsabilidades de los Revisores Fiscales, el inciso segundo del numeral 6 de dicha circular señala: “se requiere que el Revisor Fiscal evalúe que el proceso de convergencia” cumpla con los requisitos legales establecidos y las instrucciones de la Superintendencia Financiera; “los Revisores Fiscales de los preparadores de información financiera vigilados por esta Superintendencia que hacen parte del Grupo 1 deberán presentar un informe en el cual señalen expresamente si las políticas contables se ajustan al marco técnico normativo anexo al decreto antes citado, si los criterios técnicos de medición utilizados y las estimaciones contables aplicables son razonables para la preparación y presentación del Estado de Situación Financiera de Apertura”.

Read more

Responsabilidad del Revisor Fiscal frente a la implementación de los Estándares Internacionales

La convergencia a Estándares Internacionales para la preparación, presentación y revisión de los informes financieros es un reto para los revisores fiscales, a fin de certificar razonabilidad de los informes financieros y dictaminar la información de los mismos.

Entre las labores del revisor fiscal se encuentra la certificación de la razonabilidad de la información, es decir, la revisión de que los informes financieros han sido preparados en cumplimiento de la normatividad vigente. Por tanto, en el proceso de convergencia a la normatividad internacional debe certificar que la empresa ha cumplido con el cronograma para la generación de los informes reglamentarios.

No obstante, es importante tener claridad que la implementación del proceso de convergencia, así como la preparación y remisión de información financiera bajo Estándares Internacionales es responsabilidad del representante legal, quien velará por su adecuado cumplimiento, porque la información sea de alta calidad y porque su presentación se realice de forma oportuna.

Por regla general, las políticas que se adopten, así como las decisiones, estimaciones, corrección de errores de períodos anteriores, análisis, memoria de cálculos, comprobantes, soportes contables, informes, estudios, información complementaria, fuentes de información y otros aspectos relevantes relacionados con la convergencia a los Estándares Internacionales deberán estar sujetos y disponibles para la revisión del revisor fiscal.

Read more

Éxito de una Revisoría Fiscal

La revisoría es una figura contemplada por el artículo 203 del código de comercio, la ley 43 de 1990  y otras leyes que de forma particular contienen la obligación de tener una revisoría fiscal.

La revisoría fiscal debe ser ejercida por un profesional que tenga la calidad de contador público.

Respecto a la revisoría fiscal, el Consejo de la contaduría pública emitió hace ya algunos años el pronunciamiento número 7 que aborda el tema de la revisoría fiscal en Colombia, la cual transcribimos a continuación.

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública hace un llamado a la profesión para que se produzca una transformación inmediata y profunda en la revisoría fiscal que responda al derrotero que se viene dando en las entidades a las que se encuentra vinculada por mandato legal.

A medida que nos acercamos al siglo XXI lo único con que podemos contar es con la certeza de que el cambio acelerado desafiará nuestro entendimiento y removerá las bases del mundo que nos rodea, en todos los aspectos. Cualquier actividad que emprendamos y donde quiera que la realicemos, estará cambiando a un ritmo vertiginoso: estilos de trabajo, tecnología, estructuras de las sociedades, comunicaciones globales, normas de vida, responsabilidades ambientales, etc.

También cambia lo que es necesario saber y la manera de actuar para tener éxito. Los antiguos métodos que daban buen resultado en un mundo de ritmo más lento ya no son eficaces.

Read more

6 consejos para prepararse para las NIIF

En el tema de aprendizaje hay que tomar iniciativa y responsabilidad propia para aprender bien las NIIF, no solamente formalmente tomando alguna actividad académica, sino realmente poniendo este nuevo conocimiento en una práctica correcta hacia la realidad de las empresas con las que está trabajando.

Hoy en día Colombia ha determinado optar por las Normas Internacionales de Información Financiera. Esta determinación se manifiesta de forma muy clara a través de la Ley 1314 de 2009, es decir, que hace más de 3 años el hecho de que desde 01.01.2013 algunas empresas colombianas deban producir el balance de apertura usando las NIIF ha sido parte del conocimiento público. La misma ley 1314 y todos los pronunciamientos posteriores que han sido hechos por el gobierno y por el Concejo Técnico de Contaduría Pública han dicho lo mismo: Colombia va a adoptar las NIIF de forma plena, es decir, tal como IASB (el órgano privado que emite las normas internacionales, radicado en Londres) las publica. Esto a largo plazo es una estrategia muy útil, porque permite a los colombianos entender y hablar el mismo idioma contable de la mayoría de los países, sin preocuparse sí hay ajustes o diferencias locales comparadas con la mejor práctica a nivel mundial.

Ya cuando haya tenido la posibilidad de entender en la situación en la que está, que le toca hacer y lo más importante, para cuando, puede planear cuales serían sus actividades para estar listo. En términos amplios se pueden ver aquí dos ejes; un eje son las obligaciones reales (que provienen directamente de las leyes con unas fechas concretas) y el otro eje tiene que ver con el nivel profesional que tienes como contador.

Ya teniendo entendimiento sobre las necesidades que tienes sobre las NIIF y sobre las obligaciones profesionales también, es claro que una de las actividades centrales en el proceso de adopción es la educación, básicamente hay que elegir entre varios modos de aprendizaje que existen. Vamos a hablar de las posibilidades que hay, pero lo importante es entender para qué te sirve una u otra actividad en la preparación de la conversión.

La ley 2649 del  quedó derogada al entrar en vigencia los decretos reglamentarios de las  NIIF. En muchos principios de la NIIF se permite cierta libertad para su aplicación, que con mucha responsabilidad debe ser usada, esto resulta en que una de las claves de adopción exitosa es tener en cada empresa unas políticas contables de alta calidad. Básicamente esto significa que todas las transacciones económicas que la entidad tenga, tienen que tener unas reglas claras sobre cómo se registran en su contabilidad y estas reglas tienen que estar de acuerdo con los principios establecidos en las NIIF.

En general existen temas que aplican de forma universal en la mayoría de las empresas en donde si hay cambios. Estos están explicados a continuación:

  • Políticas contables: cómo y cuándo registrar los errores y los cambios en estimaciones contables, el hecho de que hoy no existan políticas contables para cada clase de transacciones materiales sino que se hace referencia general a los PCGA no puede ser manejado bajo las NIIF, es necesario tener una política contable clara para cada entidad.
  • Propiedad, planta y equipo y activos intangibles: este tema en la práctica contable colombiana está fuertemente impactado por las reglas tributarias. Bajo las normas internacionales es importante registrar los activos fijos e intangibles de acuerdo con el fondo económico de la transacción, esto puede causar diferencias con los libros del momento.
  • Activos/pasivos que se registran en cuentas de orden o no se registran: el ejemplo más clásico es el de arrendamiento que hoy en día está clasificado como arrendamiento operativo, pero que bajo las normas internacionales se registra como financiero, que por su cuenta genera la necesidad de registrar el activo y pasivo relacionado con el contrato en los libros.
  • En el tema de reconocimiento de los ingresos puede ser que haya cambios, principalmente por el manejo del tema de incentivos a los compradores.

Aquí queda una gran pregunta después de haber hecho todos los pasos mencionados antes, pero ¿cómo hacerlo de la mejor forma para la conversión en tu empresa? La respuesta corta es: depende del caso.

Read more
  • 1
  • 2