En la declaración de renta de las personas naturales se pueden incluir algunas rentas exentas que han sobrevivido a las últimas reformas tributarias.

La mayoría de rentas exentas son de trabajo, pero quedan unas pocas por otros conceptos que la ley expresamente ha considerado.

Las rentas exentas están limitadas por ley, y no todas las cédulas en que se clasifica el impuesto a la renta de las personas naturales permiten aplicarlas.

Rentas exentas de la cédula rentas de trabajo

La forma en que se debe determinar la renta líquida en esta cédula está regulada por el artículo 336 del estatuto tributario, y este señala lo siguiente:

«Podrán restarse todas las rentas exentas y las deducciones imputables a esta cédula, siempre que no excedan el cuarenta (40%) del resultado del inciso anterior, que en todo caso no puede exceder cinco mil cuarenta (5.040) UVT.»

Lo primero que advertimos es que el total de deducciones más rentas exentas no pueden superar el 40% del ingreso gravado neto de la cédula rentas de trabajo, y adicionalmente, ese 40% no puede exceder el equivalente a 5.040 Uvt.

Aclarado el límite máximo que se puede declarar como renta exenta, veamos los conceptos de renta exenta que permite imputar esta cédula.

Dice el inciso primero del numeral 1.1 del artículo 1.2.1.20.4 del decreto 1625 de 2016:

«Rentas exentas: Son las establecidas en los artículos 126-1, 126-4 Y 206 del Estatuto Tributario, con las limitaciones particulares y generales previstas en la Ley.»

En detalle son las siguientes rentas exentas:

  • Artículo 126-1. Los aportes a seguros privados de pensión y fondos voluntarios de pensión.
  • Artículo 126-4. Aportes a las cuentas AFC.
  • Artículo 206.
  1. Las indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad.
  2. Las indemnizaciones relacionadas con la maternidad.
  3. Lo recibido por gastos de entierro del trabajador
  4. El auxilio de cesantía y los intereses sobre cesantías.
  5. Las pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre Riesgos Profesionales.
  6. Las Indemnizaciones Sustitutivas de las Pensiones o las devoluciones de saldos de ahorro pensional.
  7. El seguro por muerte, y las compensaciones por muerte de los miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional.
  8. Los gastos de representación de Magistrados de los Tribunales y de sus Fiscales.
  9. El exceso del salario básico percibido por los oficiales y suboficiales de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional y de los agentes de ésta última. (Numeral 8)
  10. El veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales.